viernes, 5 de junio de 2009

AIZKORRI II

090531

En vista de que la gente no quiere madrugar y yo tengo un poco de prisa, decido adelantarme al gran pelotón y así salgo hora y media antes que el resto. La niebla me persigue todo el camino pero cuando llego a Arantzazu luce un sol espectacular y lo que es mejor, el parking está casí vacío.

La última vez que estuve por esta zona fue hace unos veinte años (!que viejo se hace uno!) con Tximino y fue para realizar una travesía Araia-Aratz-Aizkorri-Arantzazu (la cuadruple A); así que esta vez me decido por realizar la travesía por el cresterïo: Iraule, Aiztzuri, Aketegi, Aitzabal y Aitzkorri. Las sensaciones son buenas, durante la subida sólo me adelantan cinco cuadrillas de jubilados, eso quiere decir que estoy como una moto; en una hora me planto en las campas de Urbía y en otra hora en la solitaria cima de Iraule en la única compañia de los buitres y las ovejas. No sé por quien se decidiran así que me marcho pitando.

Continúo la marcha por la cresta y en media hora más aproximadamente lle go a la cima del Aizkorri donde me recibe una horda de montañeros (parece Cornites), después de las fotos busco la sombra del refugio para dar cuenta del chorizo de Zamora y la bota de vino esperando a mis compañeros para darles una sorpresa y un trago de vino pero como pasa el tiempo y no aparecen, antes de pillar una curda decido bajar y dónde les encuentro?...en las campas de Urbía, al lado del bar como casi siempre; así que después de abrazos y muestras de cariño me bajo pitando para Arantzazu y me encuentro con la salida de misa de doce y media, así que me peino un poco y acompaño a la procesión.

2 comentarios:

Jon González dijo...

Ole. Así me gusta, no hace falta ir en pelotón para subir al monte.

bihotzgazteamt dijo...

La verdad Jon es que sin el gran grupo me sentí un poco perdido. Esa sensación de pasar desapercibido entre la multitud..!Pero en fín ! estaba rodeado de giputxis que algo es algo